Hoy en día hay tantas variedades de pan disponibles que a veces es difícil elegir, sobre todo cuando estamos tratando de encontrar uno que sea (de verdad) saludable. 

La oferta puede llegar a ser muy llamativa: panes con alto contenido en fibra, panes proteicos, panes con vitaminas y minerales agregados… Lo cierto es que a veces te gustaría llevártelos todos y tener una carta amplia a disposición de tus clientes. 

¡Te entendemos! Para nosotros, el pan bien hecho es un manjar y, cuanto más variado, mejor.

Pero hoy queremos hablarte de salud. O, al menos, de los tipos de pan que mejor sientan y más ayudan a cuidarse: los panes saludables.

¿Es cierto que hay panes más beneficiosos para la salud que otros? ¿Cuáles son y cómo diferenciarlos? Vamos a darte algunas pistas que te van a ayudar.

 

¿Qué es el pan saludable?

En España, por influencia de la dieta mediterránea, es rara la mesa en la que se sirve una comida sin pan. Sea del tipo que sea, siempre hay alguna ración para acompañar lo que vayamos a comer.

Pero hay una realidad, no todos los panes que se encuentran en el mercado tienen la misma calidad y, por tanto, no todos son tan saludables como nos gustaría.

Precisamente por eso, el pan arrastra una mala fama injustificada, como alimento muy calórico y nutricionalmente pobre.

Como expertos fabricantes de pan, podemos decirte que no es así.

Si bien existen panes de baja calidad, hay otros muy interesantes, que pueden (y deben) formar parte de una dieta equilibrada, en la que los cereales tienen su lugar junto al resto de alimentos.  

De hecho, la Guía de la Alimentación Saludable que publica la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda tomar diariamente cereales. Y esos cereales pueden ser los que ingerimos al comer pan de calidad y saludable.

¿Y qué entendemos por pan saludable?

En líneas generales, el pan saludable es aquel que contiene más cantidad de grano o el grano completo. Nos referimos a que conserve las 3 partes del grano:

  • Salvado: es la parte exterior, que cubre el grano. Muy rica en fibra.
  • Germen: como su nombre indica, es la parte de la que germinaría una nueva planta, con una alta cantidad de proteína.
  • Endosperma: la parte interior del grano, rica en carbohidratos.

Por eso, en líneas generales, los panes con el grano completo (o harina poco refinada) se consideran más saludables.

Si, además, se le añaden semillas, tendremos panes enriquecidos. Por ejemplo, se pueden utilizar semillas de girasol, sésamo, amapola, chía, lino… Y estaremos sumando vitaminas y minerales extra que la salud agradece.

 

4 beneficios del pan saludable: así te ayuda a sentirte mejor

Elegir un pan saludable frente a otras posibilidades es interesante por su efecto positivo en la salud a largo plazo. Estos son los beneficios más interesantes que tienes que conocer: 

  • Es más digestivo: los panes elaborados a partir de masa madre y con fermentaciones lentas, sientan mejor en general, pero especialmente a quienes tienen algún nivel de intolerancia al gluten. 
  • Es más saciante: al tener un alto índice de fibra, ayuda a sentirse saciado pronto y a comer solo la cantidad recomendada. Además, ayuda a controlar el estreñimiento.
  • No tiene azúcares añadidos: solamente aquellos que están presentes de forma natural en los ingredientes empleados. Por ese motivo, su índice glucémico es menor que otros panes, por lo que la demanda de insulina es menor.
  • Es más nutritivo: ya que tiene un alto contenido en vitaminas, sobre todo del grupo B y antioxidantes.

Además, nuestros panes saludables precocidos reciben dos horneados en tiempos distintos, un sistema capaz de mantener todas las cualidades nutricionales y organolépticas del pan, para que esté en disponible en las mejores condiciones y a cualquier hora del día.

 

Antic Tradicional: nuestra apuesta por los panes saludables

Para que puedas ir directo a los tipos de pan más saludables de nuestra casa, en Antic Tradicional hemos preparado una selección con los panes más saludables del catálogo.

Son panes elaborados con el mismo cuidado y mimo que todos los que hacemos, pero hemos puesto más énfasis todavía en incluir los ingredientes que sabemos que nuestros clientes aprecian cuando buscan panes saludables para ofrecer en sus negocios.

De entre todas nuestras elaboraciones, vamos a proponerte 5 variedades que satisfacen a los consumidores más exigentes. Son estas:

  1. Barra Whole Grain 100% En esta elaboración conservamos el grano de trigo entero, aprovechando todos sus componentes. Por eso, dentro de las variedades integrales, la Whole Grain es la más completa y con mejores valores nutricionales.
  2. Barra de semillas. Una barra para consumo diario muy apropiada para ampliar la variedad del surtido de cualquier negocio. A las cualidades ya conocidas de los panes de calidad se le suma el aporte de vitaminas y minerales de las semillas. Además, aportan un punto “crunchy” que alegra la textura y es muy del agrado de la mayoría de consumidores. 
  3. Baguette con salvado. Un pan enriquecido con un aporte extra de fibra vegetal, muy apropiado para personas que necesiten mejorar su tránsito intestinal con un alimento fácil de digerir y muy sencillo de incluir en la dieta. Además, tiene un alto poder saciante, lo que lo hace muy interesante para dietas de adelgazamiento.
  4. Baguette sin sal. Muchas personas necesitan reducir la ingesta diaria de sal en todas sus comidas, sobre todo quienes necesitan controlar la hipertensión. Pensando en ellos hemos incluido esta variedad sin sal, adecuada para dietas con bajo contenido en sodio.
  5. Flauta multisemillas. Las flautas son unos de nuestros panes favoritos, y por eso hemos ideado esta especialidad, elaborada con una selección de semillas para darle más versatilidad. Una barra familiar muy bien recibida en todas las mesas.

Como ya sabes, todos nuestros panes tienen una calidad garantizada. Así lo demuestra la Certificación IFS Food, que obtienen aquellos productores alimentarios que demuestran el cumplimiento riguroso de todos los requisitos que impone la UE en la elaboración de sus productos.

Así que, ya sabes: puedes ofrecer pan recién hecho, elaborado con fórmulas saludables, a cualquier hora del día.

¿Lo has probado ya? Hazlo, y verás qué diferencia.