Antic Tradicional, marca fabricante y distribuidora de pan de Valero Grup, es uno de los proveedores especializados seleccionados por Mercadona para abastecer progresivamente de pan a todos sus supermercados. 

La empresa valenciana anunciaba a finales del pasado septiembre su intención de abandonar progresivamente la elaboración de pan en sus propios centros, y contar con proveedores especialistas del sector, entre los cuales se encuentra el grupo Valero.

Es una estrategia que sustituye el modelo anterior de suministro de pan, elaborado en instalaciones propias, para confiar en empresas especializadas en la elaboración y distribución de pan. 

De este modo, en Valero Grup damos un paso más afianzando nuestra posición como proveedor especialista en el suministro de pan de pagés en las principales cuentas líderes de la distribución nacional moderna, cuya cuota de mercado supera en su totalidad el 40% sectorial.

Esto complementa una ya consolidada presencia en el canal tradicional y canal Horeca a través de la venta indirecta y nuestra propia red comercial.

 

Mercadona confía en Antic para el pan de payés de sus supermercados

Mercadona dejará de fabricar pan precocido en  sus propias instalaciones y externaliza la producción de pan, en una apuesta estratégica por la calidad del producto y una mayor eficiencia.

A partir de ahora, trabajará con productores locales y especialistas del sector. En total, 22 empresas de todo el país se encargarán de proveer de pan a los supermercados de la cadena valenciana, aunque es muy probable que el número crezca a medida que el cambio se consolide. 

Esta estrategia se empezó a implementar en 2018, con un proyecto piloto que ensayó la externalización de la producción del pan, en concreto con la fabricación del pan de leche, las pulguitas o los panes integrales.

Antic Tradicional se incorporó a este ensayo en 2021 y empezó a suministrar pan de payés en los supermercados de la cadena en Cataluña. Comenzó así su colaboración en este proyecto de búsqueda de alternativas más eficientes y que elevasen la categoría del pan que ofrecía el supermercado. 

Cuatro años después del inicio de este cambio estratégico, Mercadona decide apostar definitivamente por los proveedores locales y continuar adelante con el proyecto, que derivará en el cierre gradual de las 20 líneas de pan de elaboración propia, ubicadas en 8 de sus bloques logísticos. 

Las más de 650 personas que actualmente trabajan en estas líneas serán reubicadas en otras secciones y se liberará a los bloques logísticos de la tarea de distribución, lo que aumentará su eficiencia y productividad, y les permitirá centrarse en las tareas ordinarias de recepción, almacenaje y expedición de mercancías.

En Valero Grup, uno de los productores con mayor trayectoria y arraigo, llevamos fabricando pan en Cataluña desde 1957. Y nos convertimos así en uno de los proveedores especialistas locales en los que Mercadona ha puesto su confianza, con la idea de “reforzar la especialización, la calidad y la eficiencia”. 

 

El pan de payés: una de las especialidades de Antic Tradicional

Antic Tradicional ha elaborado panes de alta calidad durante más de 60 años. Primero, con los métodos tradicionales, respetando escrupulosamente los procesos con los que empezó a trabajar la familia Valero, en su primera panadería en Can Puiggener (Sabadell, Barcelona).

Más adelante, incorporando técnicas de I+D+i para ser capaces de crecer y, a la vez, ser fieles a los valores que marcan los pasos de la empresa desde su fundación.

Esa evolución ha hecho posible que hoy podamos fabricar y distribuir a mayor escala, gracias a la implementación de procesos innovadores diseñados para mantener la esencia de aquellos primeros panes.

Nuestro pan de payés es un buen ejemplo de esa filosofía. Es un pan redondo, de imagen rústica, con una corteza gruesa y crujiente y una miga densa. Es el típico pan para untar con tomate, uno de los platos más reconocibles de la gastronomía catalana. 

Puede mantener la frescura y textura durante días y, gracias a nuestro sistema de elaboración propio, no pierde propiedades esenciales durante el proceso de congelación y precocción con el que trabajamos en Mercadona.

 

Antic, más de 60 años horneando pan con todas las garantías

Para garantizar la calidad de todos sus productos, en Antic desarrollamos nuestros procesos de elaboración de pan bajo la certificación IFS Food, en nuestra fábrica de Terrassa.

>> Si quieres saber más sobre la IFS Food y el compromiso de Antic Tradicional con la seguridad alimentaria, pincha aquí.

Se trata de una certificación internacional que nos reconoce como proveedor de calidad y garantiza que nuestros procesos productivos son seguros.

El IFS, o International Featured Standard, comprende el conjunto de protocolos que deben cumplir las empresas alimentarias para superar los controles de calidad establecidos por la UE. Es, además, una norma reconocida por la Global Food Safety Initiative (GFSI), organización privada que reúne a los minoristas comprometidos con las buenas prácticas, tanto de gestión como productivas.

Para obtener la certificación IFS Food, nuestra empresa ha superado una auditoría integral que ha validado tanto nuestros productos como nuestros procesos, desde el mismo momento en el que llegan a nuestras instalaciones las materias primas hasta el momento del packing previo a la expedición de nuestros productos hasta el cliente final.

Related Posts